Se analizaron 1,2 millones de apps que estaban en la Play Store. En total, encontraron 2.040 aplicaciones con malware de un grupo que habían aislado de 49.608 apps que mostraban muchas similitudes con aplicaciones que están entre las 10.000 más descargadas. Además, encontraron 1.565 apps que pedían al menos cinco permisos adicionales muy peligrosos, y además 1.407 apps que suplantaban a otras originales tenían también al menos cinco librerías de terceros relacionadas con anuncios.

[email protected] Un reciente estudio de la universidad de Sydney y la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) analizaron 1,2 millones de apps que estaban en la Play Store. En el estudio encontraron 2.040 aplicaciones con malware de un grupo que habían aislado de 49.608 apps que mostraban muchas similitudes con aplicaciones que están entre las 10.000 más descargadas. Como si esto fuera poco, los investigadores también encontraron 1.565 apps que pedían al menos cinco permisos adicionales muy peligrosos, y además 1.407 apps que suplantaban a otras originales tenían también al menos cinco librerías de terceros relacionadas con anuncios. Para poder llevar a cabo el estudio, los investigadores desarrollaron una red neuronal para identificar aplicaciones. Esto buscaba demostrar que los usuarios pueden ser engañados a la hora de hacer click en una u otra app, ya que los iconos pueden llegar a ser lo suficientemente similares. Por lo tanto, el usuario debe prestar mucha atención antes de instalar una aplicación y fijarse  primero su antigüedad, el número de instalaciones o las opiniones. Por ejemplo, una aplicación de Facebook con sólo 100.000 instalaciones es claramente una aplicación falsa.

Fuente